Perdonar no es olvidar, y en el perdón sin olvido sobran palabras y falta corazón.